Mamparas

¡Las mamparas de ducha tienen muchas ventajas! Perfectamente impermeables, rígidos y, por tanto, fáciles de limpiar, dejan pasar la luz, aportando comodidad y modernidad al baño. En vidrio o acrílico, adoptan diferentes formas y se adaptan con estilo a todas las configuraciones...

Además del aspecto estético, la pared permite un fácil acceso a la ducha para personas con discapacidad o movilidad reducida. A menos que todavía seas un fanático de la cortina de baño a rayas, las mamparas son una buena opción.

Esto le dará comodidad y modernidad a tu baño. Más allá de la estética, son importantes las características desde un punto de vista práctico. El espacio asignado para su ducha le permitirá refinar rápidamente su elección en su totalidad.

Las mamparas de ducha están fabricadas con vidrio de seguridad, especialmente resistente a los golpes y al calor. Su espesor debe estar entre 3 y 8 mm. Cuanto más grueso sea, más fuerte será.


Ventajas de las mamparas

El vidrio es el material más utilizado para las mamparas de ducha o cabinas, ya sea esmerilado, granito, serigrafiado o transparente. Se recomienda agregar patrones para mantener cierta privacidad y mejorar la opacidad. También es imprescindible una pared de cristal con tratamiento antical. Por lo tanto, tendrá menos mantenimiento que realizar en una pared que limita los depósitos de incrustaciones.

Existen a su vez diferentes tipos de mamparas de baño que aportan beneficios, teniendo en cuenta sus diferentes características:

  • Puerta abatible: Simple o doble y montada sobre un pivote, la puerta de ducha abatible ofrece un ancho de paso óptimo. Al abrirse hacia afuera o hacia adentro, debe haber suficiente espacio libre frente a la ducha. Ideal para baños grandes.
  • Puerta corrediza: Con una o más contraventanas apilables, no invade el exterior creando excelentes cabinas para baño. Representa la solución perfecta para el ahorro de espacio por excelencia. Puede retraerse en uno o ambos lados (apertura en el medio). Determinado por el tamaño de la ducha, el acceso a veces es limitado.
  • Puerta plegable: Se recogen sobre sí mismas y, al igual que las correderas, también son ideales para baños pequeños. Aunque no son las más demandadas por los usuarios, estéticamente son muy interesantes. Tamaño reducido, viajes limitados. 
  • Puerta fija: Son ideales para platos de ducha, ya que un único panel fijo protege  una parte de la ducha (la más próxima a la grifería) para evitar salpicaduras. Posee una apertura lateral para su entrada/salida y son de las más elegantes que podemos encontrar. 
No hay productos encontrados.
    Cargando
    Cargando